Costa Rica y su encanto.

Desde su marimba hasta sus “güipipias”. Desde su gallo pinto, hasta su café con leche por las mañanas. Desde sus montañas, hasta sus olas que te abrazan. Desde sus bailes limonenses, hasta el punto guanacasteco. Desde el “pura vida mae” hasta su “tuanis”. Desde el calor abrasador de Guanacaste hasta el frío de Cartago. Desde ser tan pequeño, pero poseer tanto.
Costa Rica fue el último país de Centroamérica en crearse. Posee 7 provincias. Y es la unión entre América del Sur con América del Norte; por lo cual, se le conoce como un puente biológico y gracias a esto posee el 6% de la Biodiversidad mundial. ¡Sí! En un país de apenas 51 100 km², se puede encontrar, tantos árboles, reptiles y mamíferos como lo inigualable. Si hay una palabra en la que se tendría que describir a este paraíso tropical, sería: “verde”.
Aunque ciertamente el hechizo de este país es su naturaleza, culturalmente es un país bastante rico para descubrir.

 

La cultura de Costa Rica, reconocible y variada al tener influencias inicialmente de la cultura indígena y europea (española y francesa), posteriormente de la cultura afrocaribeña y asiática.
Es un país lleno de arte: desde la literatura hasta la pintura, compartido con la música y su folclor. A pesar de ser tan joven, la literatura costarricense ha tenido un auge en los últimos años, dando como efecto grandes escritores a nivel internacional, como nacional. Lo que más se produce en el país es la poesía y los ensayos.
La identidad nacional del país; es decir, su folclor incluye varios elementos artísticos que la hacen única: danza, leyendas, música, sin olvidarse, de las retahílas (citar rimas de manera rápida) y sus “¡Booooombaaas!” (expresiones orales que manifiestan aspectos de la vida cotidiana de una manera jocosa, atrevida, desafiante o amorosa). Los trajes típicos, hacen un gran aporte a esta rica identidad, dando como resultado ser unos de los elementos más importante del patrimonio histórico. Cada provincia posee su traje, con una historia por detrás lista para representar en escena.
Así que bienvenidos a Costa Rica, país donde no hay ejército, pero sí una tropa de aves esperando a sorprenderte, país donde no hay rascacielos porque preferimos el paisaje a los edificios, país donde no hay flamenco pero si un calypso que te hará mover las caderas, país donde no hay invierno pero hay un clima templado que te enamorará. Bienvenidos al país donde el “pura vida” acompañado de una sonrisa no faltará, al país donde el reloj no existe, ni los puntos cardinales y donde el “mae” al que le preguntaste: “¿cómo llegar?” te dirá algo más o menos así: “mirá mae, tenés que llegar al poste que está chocando pared y de ahí agarrás para abajo como unos 500 metros, hasta ver un basurero color rojo y ahí volvés a preguntar.” (sí, así somos para dar direcciones).

 

¡Bienvenidos al paraíso tropical centroamericano!

2 comentarios en “Costa Rica y su encanto.

  • Sin ser tica creo que ese pais me apasiona no lo conozco pero se de el un poco. Sus lugares su gente es maravillosa. Pretendo ir el proximo año creo que será un viajezaso…

    • ¡Hola Angelica! 🙂 que hermoso encontrar viajeras apasionadas por CR.
      Espero que podás visitarnos y que esa pasión que sentís por nosotros aumente, estoy segura que te encantará este país. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *